La evaluación neuropsicológica es un método diagnóstico que estudia y permite comprender cómo funcionan las diferentes áreas y sistemas del cerebro de una persona a través de la medición de sus capacidades cognitivas. Nos brinda información no provista por otros métodos de estudio, como pueden ser las técnicas neurofisiológicas y de neuroimagen.

Los Neuropsicólogos Clínicos, disponen de una formación específica donde se combina la aplicación de pruebas neuropsicológicas con la interpretación de otro tipo de estudios exploratorios (Resonancia magnética, Tomografía computada, Electroencefalosgrama, Potenciales evocados,…), además de tener conocimientos adicionales sobre neurología y psiquiatría. Todo ello permitirá entender mejor la situación da cada paciente y realizar un diagnóstico preciso de las distintas enfermedades neurológicas y psiquiátricas, en base a las cuales se diseñarán tratamientos personalizados.

Los resultados de la evaluación y diagnóstico neuropsicológicos se plasman en un informe detallado que se entregará al paciente o sus familiares.

Una evaluación neuropsicológica típica implica la medición de los siguientes aspectos cognitivos:

  • La capacidad intelectual general
  • El aprendizaje y la memoria
  • Las habilidades visoespaciales
  • El temperamento y la personalidad
  • El lenguaje
  • La atención y la concentración
  • Las destrezas de ejecución de alto nivel o funciones ejecutivas (por ej., secuenciación, razonamiento, resolución de problemas)